Receta para sorprender: Horneado de tostadas francesas

IMG_1339ew.jpg

Los sábado, después de nuestra práctica, se ha instalado una divertida tradición: quedarnos a comer. Cada semana encontramos un plato distinto con alguna inspiración; ya tuvimos brunch dominicano, mexicano, portugués, venezolano y el sábado pasado tuvimos un brunch "navideño", claro.

En esa ocasión el menú fue unas tostadas francesas al horno con extra canela y manzana. Es una reinterpretación de las tostadas francesas, ideal para cuando tienes un grupo grande de amigos y no quieres pasarte todo el tiempo frente a la sartén. Aquí te dejamos la receta para que sorprendas tus amigos. (Fotos y receta de The Busy Baker)

IMG_1193ew.jpg

Ingredientes

20 rebanadas de pan francés
8 huevos
2 tazas de leche descremada
2/3 taza de azúcar parda
2 cucharadas canela en polvo
1/3 taza de azúcar blanca
4 manzanas cortadas en trozos
1 cucharada de canela
1/3 taza de pecanas cortadas
2 cucharada de mantequilla (para engrasar)
azúcar en polvo (para espolvorear)
crema batida o cualquier otro topping (nosotros usamos helado)
sirup de maple para servir
pecanas cortadas para decorar
 

Preparación

Engrasa un refractario grande rectangular con las dos cucharadas de mantequilla.
En un recipiente aparte, mezcla el azúcar parda con las dos cucharadas de canela y vierte sobre un plato llano. En otro recipiente, mezcla los huevos con la leche y bátelos hasta que estén bien combinados.
Uno por uno, sumerge los pedazos de pan en la mezcla de huevo y leche por uno o dos segundos y luego pásalos por la mezcla de azúcar y canela. Sacude el exceso de azúcar y colócalos en el refractario con un ángulo de 45 grados hasta que se haya llenado el recipiente. Si te queda de la mezcla de huevo y leche, viértela sobre los pedazos de pan y luego agrega un poco más de la mezcla de azúcar y canela.
Corta las manzanas sin pelar, y desecha las semillas. Ponlas en un recipiente con el azúcar blanca, canela y pecanas. Mezcla estos ingredientes, hasta que las manzanas estén bien cubiertas con el azúcar. Viértelo en el refractario y usa tus dedos para empujar algunos de los pedazos de manzana entre el pan. Cubre todo el recipiente con papel film y déjalo reposar tapado en la nevera por una noche.
En la mañana siguiente, remueve el papel film y coloca en el horno -no necesita precalentarse-. Enciende el horno a 350 grados y deja horneando por aproximadamente 50 mins o hasta que se haya dorado el tope, pero sin haberse sobrecocido.
Retira del horno y espolvorea un poco de azúcar en polvo.
Para servir, coloca una porción en un plato, agrega crema -o helado-, sirup de maple y pecanas. ¡Disfruta!

 

ENTRADAS RELACIONADAS