Banda sonora: música para entrenar

Algo que muchos alumnos disfrutan de nuestras clases es la música que elegimos. Más de una vez un alumno nos ha preguntado qué música es que estaba sonando en un determinado momento. Eso se debe a que lejos de cualquier estereotipo, preferimos música que sea realmente estimulante. 

Elegir un buen fondo musical es especialmente inteligente en muchas situaciones, y el momento de practicar es una de ellas. La música va a influir directamente en tu estado de ánimo y en el resultado que obtengas de tus prácticas o entrenamientos. Por eso tratamos siempre de hacer una selección de acuerdo a lo que queremos lograr: en algunas ocasiones queremos algo estimulante para clases poderosas, otras algo más pausado para profundizar en el encantador mundo de lo sutil.

Esta vez te dejamos tres recomendaciones de músicos, cuyas composiciones son estimulantes sin llegar a ser ruidosas. Puedes escucharlos siempre que quieras un boost de energía, ya sea en tu práctica o fuera de ella.

Nicolas Jaar

Es un productor neoyorkino de origen chileno que no deja de sorprender en la escena electrónica desde su debut en 2011.

Sus composiciones mantienen un tempo lo suficientemente alto como para poder bailarlas pero ni tanto como para no poder oirlo en otras situaciones menos festivas.

A nosotros nos parece perfecto para las clases de iniciantes de la noche.

 

Erlend Øye

Junior Boys

Seguro ya lo conocías. O tal vez lo has escuchado como vocalista en The whitest boy alive o en Kings of convinience.

De todos los proyectos en los que ha colaborado, su trabajo como solista es el más upbeat. Su voz, de todas formas, mantiene ese sentimiento melancólico de Kings of convinience intacto.

Puedes darle play sin miedo a que vaya a saltar alguna canción indeseada.
 

 

Junior Boys es un dúo canadiense, cuya música, sin importar el tiempo, sigue sonando actual y todavía recurrimos a ellos con cierta frecuencia.

Su estilo incluye elementos techno y una fuerte influencia del synth pop.

Casualmente, en febrero pasado lanzaron una nueva producción después de una pausa de casi 10 años que parecía ser el final de la banda. Por suerte, la calidad musical se mantuvo intacta.